"Some time later"

miércoles, 17 de marzo de 2010

Cuando desperté, el dinosaurio aún estaba allí.



Hace tiempo que había abandonado este blog a su suerte, navegando a la deriva. Pero desde unos días atrás he comenzado a percibir señales de su presencia, primero a través de casi inaudibles susurros, después en forma de hondos crujidos que provenían del epicentro del teclado, hasta llegar al extremo de escalofriantes señales de socorro, que pugnan por captar mi atención. Ya no puedo ignorarlo más. Debo abrirle paso. Y, al acercarme al umbral, descubro con estupor que el dinosaurio aún estaba aquí; aunque agonizante, todavía respira. Mientras yo vivía, mientras yo dormía, él permanecía, a la espera. No está en mi naturaleza ser tan poco conmiserativa, de modo que voy a permitirle que se vuelva a poner en movimiento, que encuentre lentamente su espacio. Y veremos a dónde nos llevan ahora sus pasos.

Por el momento, (y mientras recompone su figura y recupera su respiración normalizada) simplemente os dejo una propina para los curiosos:
http://cvc.cervantes.es/actcult/monterroso/acerca/zavala.htm

4 comentarios:

R dijo...

bien hallado, apreciado sr blog!!!

su artículo muy interesante, pardiez.

continue, SVP

tina dijo...

¡Olé! Buena noticia para empezar el día. :)
¡Gracias por colgar lo del Heraldo!

chabela dijo...

-¡Me alegra veros por aquí! uhmm -masculla el dinosaurio entre bostezos.

Carso dijo...

los dinosaurios son herbívoros (bueno, la mayoría de ellos), simpáticos (al menos los que yo conozco), lentos y constantes en su tarea de rumiar la hierba y las palabras. está bien que lo pongas de nuevo en movimiento, tendrá hambre atrasada después de una buena siesta.
cosquillas en la panza.

;-)